Es muy importante elegir bien el molde, para el confort, sujeción de los audífonos y beneficios acuáticos. Además, los moldes, tienen capacidad para modificar las curvas de respuesta de las prótesis.

Las características físico-acústicas del molde están en función de:

  • Pérdida auditiva
  • Capacidad volumétrica del CAE.
  • Presión acústica de salida de la prótesis para cada intensidad de entrada.
  • Edad.
  • Patología que pudiera presentar el pabellón auditivo y el CAE.

El cambio de moldes anatómicos se suele remplazar cada 4 o 6 meses. La toma de impresión se puede realizar a partir del primer mes de vida y peso normal.

Lo correcto es un molde acrílico blando. Duro se pondrá cuando tenga una patología donde no se pueda poner blando, como supuraciones…

El molde puede ser abierto o cerrado, pero en todos los casos si es posible se elaborará un venting (canal de ventilación) para igualar presiones y oxigenar la cavidad residual.

 

Anuncios