Se define como el “descenso” del umbral auditivo de un sujeto tras la exposición prolongada a un ruido intenso.

Como consecuencia de la fatiga el sujeto presenta una sensación de ensordecimiento acompañado de un acufeno que se puede claramente comprobar realizando una audiometría y viendo que el umbral ha pasado de valores de 0-10dB a 20-30dB.

Cuando esta fatiga auditiva se prolonga en el tiempo puede desencadenar trauma acústico.

Existen numerosos test o pruebas diseñadas para diagnosticas lesiones en el nervio auditivo, uno de ellos es el test del decaimiento tonal, consiste en realizar con el audiómetro a intensidades de 5-10dB por encima del umbral y frecuencias intermedias de 1000-2000Hz. Se inicia la prueba emitiendo a 1000Hz una intensidad de 5dB por encima del umbral de manera contínua hasta que el sujeto deje de percibir la sensación sonora. Se repite el mismo procedimiento aumentando a pulsos de 5dB hasta que logramos que lo escuche durante 60segundos. En ese momento valoramos si la subida es superior a 25dB por encima de su umbral, si es así, este test indica Hipoacusia Retrococlear, si es menor a 25dB, indica Hipoacusia Transmisiva o Coclear.

ACÚSTICA

PATOLOGÍA

El OÍDO