Consiste en el intento de exhalar aire con la glotis cerrada o con la boca y la nariz cerradas. El intento de forzar la exhalación de aire tiene como resultado un notable aumento de la presión dentro del espacio interior de las vías respiratorias y espacios conectados con ellas, como las trompas de Eustaquio y el oído medio.

Se usa como igualación de presiones en la práctica del buceo y en los pasajeros de los aviones para evitar barotraumas y molestias en el interior de sus oídos cuando varía la presión externa.

Lo más común es cerrar la nariz con los dedos, cerrar la boca e intentar exhalar con fuerza. Esta técnica funciona al aumentar la presión en la garganta, de forma que una pequeña cantidad de aire se mueve hacia los oídos a través de las trompas de Eustaquio, que conectan ambas zonas.

valsalva

¿POR QUÉ SE TAPONAN LOS OÍDOS AL BUCEAR O SUBIR UNA MONTAÑA?

TROMPA DE EUSTAQUIO

PATOLOGÍAS DEL OÍDO