Los protectores industriales nos protegen de la elevada exposición en entornos muy ruidosos, manteniendo la inteligibilidad de la palabra.

Están destinados para trabajadores de empresas con niveles acústicos muy elevados, como maquinaria, sierras, metales, etc…

Se realizan a medida del conducto auditivo externo del paciente.

Están fabricados en silicona blanda (algunos se pueden fabricar en acrílico) y se le añade un filtro que produce atenuación NO-lineal, siendo mayor la atenuación en la zona de los agudos.

Los filtros pueden ser intercambiables. Cumplen la normativa 89/686/CEE.

Atenúan 19dB, 24dB o 26dB.

Deben usarse de forma continuada para una mayor eficacia, mientras dure la exposición al ruido.

ACÚSTICA

⇒PATOLOGÍAS DEL OÍDO

 

Anuncios