Los protectores de música nos protegen de la elevada exposición en entornos musicales, manteniendo la calidad musical y la inteligibilidad de la palabra.

Están destinados para músicos de orquesta, bandas de rock, DJ´s, cantantes, técnicos de sonido, asistentes a conciertos, barmans…

Se realizan a medida del conducto auditivo externo del paciente.

Se fabrican en silicona blanda y se le añade un filtro que produce una atenuación lineal en todas las frecuencias. Generalmente los filtros son intercambiables.

Deben cumplir las normativas de seguridad en el trabajo: NORMA UNE-EN 352-2:2003

En función del uso se deberá escoger entre atenuar:

  • 10dB: para coros y músicos de clásica.
  • 15dB: para orquestas, conciertos acústicos e ingenieros de sonido.
  • 19dB: para vocalistas, guitarristas y asistentes a conciertos.
  • 22dB: para baterías, percusión, instrumentos graves, música house, heavy o rock y conciertos o fiestas de mucho volumen.

Normalmente permiten el cambio de filtro y el molde está preparado para acoplar filtros industriales, para caza e incluso unos auriculares o un sistema de comunicación.

⇒LAS MOTOS SON UNA AMENZA PARA NUESTROS OÍDOS

⇒PATOLOGÍAS DEL OÍDO

REFLEJO ESTAPEDIAL

 

Anuncios